Los dones de la ortiga

Ortiga-planta-medicinal.jpeg

Creo que si hay una planta que nunca me ha gustado es la ortiga, no tengo una explicación lógica para este sentimiento, simplemente es así.

Esta mañana fui a ver a mi médico chino para que me diera un tratamiento para el hipotiroidismo  y para mantener a raya las cándidas. Además de la acupuntura que me realizó en el momento me indicó dos tinturas madre para tomar durante dos meses. Equinacia, para levantar las defensas y así conseguir que no se alboroten las cándidas, y ortiga!… ese fue un golpe bajo, nunca me llamó la atención en lo más mínimo. Pero como dice el dicho, “no hay peor ciego que el que no quiere ver”.

Llegué a mi casa y saqué un libro de Plantas medicinales de Karim Raad, Sorpresa la mía! Que equivocada que estuve en rechazar tanto potencial, innumerables propiedades tiene esta planta tan común y silvestre. No tengo más remedio que disculparme ante el alma grupo de ella y difundir las bondades que posee, después de todo será mi compañera durante dos meses.

“…Contiene éter-óxido urticósido, sustancias nitradas, aminoácidos esenciales, carotenoides, histamina y acetilcolina, ácido fólico, acético y pantoténico, vitaminas B2, D, C, K, calcio, magnesio, hierro, manganeso, mucílagos entre otros. Por toda esta extraordinaria composición se las ha referenciado por su gran potencial medicinal y alimenticio, pues gracias a la cenizas, minerales, aminoácidos esenciales y vitaminas ha sido recomendada para tratamientos de anemias, deficiencias vitamínicas y de minerales y aun en los casos de rebajas plaquetarias tan comunes en el dengue hemorrágico, malaria y otras afecciones, estimulando la actividad de las glándulas endocrinas y la producción de glóbulos rojos. Como medicamento en su uso interno se utiliza como diurético, tónico en hemorragias, diabetes, como depurativo, en fiebre, para prevenir el escorbuto, eliminar el ácido úrico, para favorecer los intercambios metabólicos, como estimulante de la circulación por lo que es útil en várices, en los tinitus; ruidos en los oídos o acúfenos, en las afecciones de las vías urinarias, en la hidropesía, leucorrea o flujos blancos, afecciones del aparato respiratorio; asma, tos, bronquitis, neumonías, eliminación de toxinas, incontinencia urinaria, y diarreas. En uso externo frotando la micro dosis directamente o asociada al gel de Aloe vera en casos de dolores reumáticos, de la gota, inflamaciones, forúnculos, hemorroides y como astringente que actúa en las infecciones externas controlándolas o previniéndolas. Es muy común en los Andes la práctica  denominada “ortigamiento” que corresponde a la paliza o tunda o golpiza que se da sobre el cuerpo del enfermo, directamente con la planta. Esto genera –por los pinchazos de los pelos urticantes cargados de ácido fórmico, histamina y acetilcolina- una reacción que activa el sistema inmunológico y todos los mecanismos de defensa del cuerpo…” *

 

Recuerdo una amiga que en invierno se le brotaban las manos con sabañones, ella realizaba este “ortigamiento” sobre sus dedos, me contaba que al principio le ardía fuertemente y luego el escozor menguaba.

Recuerda que es necesario siempre la consulta con un médico naturista para que indique el mejor tratamiento para ti. Si tienes alguna patología “importante” no dejes de hacerlo ya que para cada persona se recomendará una planta especifica. Y según el historial de cada una, puede traer contraindicaciones o no.

Conoces algún otro uso de la ortiga? Puedes compartir tus conocimientos en los comentarios del post!

*Botiquín de emergencia con plantas medicinales. Karim Raad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s