El poder curativo del Mes Dorado : El puerperio

descarga

Para la milenaria civilización China, el puerperio  corresponde al período que va desde el nacimiento del bebe hasta los 40 días posteriores. Este momento es tan importante para ellos que dicen que cualquier enfermedad que se padezca anteriormente, puede ser curada en este tiempo,  y en caso contrario, toda desarmonía que se contraiga en el mes dorado (así lo llaman ellos) puede convertirse en una patología crónica siendo muy difícil esta de revertir.

Desde el punto de vista de la Medicina Tradicional China, lo que sucede fisiológicamente tras el parto, sea vaginal o cesárea, es una fuerte deficiencia de sangre y de qi (energía), debido a todo el esfuerzo físico realizado y las pérdidas propias del pos parto. Los órganos que se ven más debilitados son los riñones y el bazo. Para poder equilibrar nuevamente la armonía del cuerpo, es de vital importancia consumir alimentos de naturaleza caliente, que fortalezcan el qi de bazo y nutran la sangre. Algunos de estos son, los dátiles, pasas, huevos, espinacas, carnes rojas y blancas, calabaza, remolacha y verduras en general, pero siempre hervidas, puesto que las verduras crudas dificultan el trabajo del bazo, especialmente cuando está en deficiencia. Por este mismo motivo se debe evitar el consumo de cualquier alimento crudo o bebida de naturaleza fría.

Es tan importante cuidar que la mujer no tome frío  durante estos 40 días, que incluso recomiendan evitar las duchas. Cuenta Xioalan Zhao, en su libro “Medicina tradicional China para la mujer” que se realizaba lavados con una esponja con agua de jengibre previamente hervido. La naturaleza caliente del jengibre aumenta la temperatura corporal y eleva el qi. También utilizaba las rodajas de jengibre, calentadas en el horno durante una hora, en la frente y sienes para contrarrestar los dolores de cabeza, y en la zona de los riñones para tonificar el qi de estos, eliminar el frió y evitar los dolores lumbares.

En este periodo la mujer no tendría que realizar ningún tipo de actividad, es por eso que la familia más cercana se encarga de todas las actividades domésticas, así la nueva madre puede de descansar y reponer su energía.

Depresión post parto

El Shen o espíritu, reside en el corazón, al verse este afectado por la deficiencia de sangre, las mujeres suelen tener insomnio, sentimientos de tristeza, ansiedad, e incluso dificultad para generar el vínculo con su bebe. Y esto es lo que resulta fascinante de la medicina tradicional china; poder encontrar explicaciones racionales o “cientificas” de los fenómenos que ocurren, pero que la medicina occidental, no es capaz de explicar, simplemente porque se desconoce el campo energético de nuestro cuerpo y sus órganos. El hecho de saber que lo que sucede en una madre es normal, o tiene una razón fisiológica de ser, es tranquilizador y nos libera de la culpa y de toda esa marea de emociones que vienen con la llegada de nuestros hijos .Ya no somos las mismas.

Para ayudar en este proceso se agregan a las sopas o se toma como infusiones o tinturas madres, plantas como la Agripalma;  Leonorus Cardiaca y Angelica Sinensis, siempre bajo el asesoramiento de terapeutas calificados.

Es muy importante que durante la lactancia no se acumule ningún tipo de tensión, enojo, sentimiento de frustración etc. Todas estas emociones están muy ligadas a nuestro hígado, que a su vez, está conectado a nuestras mamas, puesto que su meridiano pasa por ellas. Si cargamos con sensaciones de cólera o ira, el qi del hígado se estanca y dificulta la salida de la leche produciendo la dolorosa mastitis.

Para cerrar el Mes Dorado se realiza un baño ritual con hierbas medicinales que favorecen la expulsión de la humedad de los músculos y articulaciones y marcan el fin de la recuperación “oficial” del post parto y el comienzo,  de esta gran  aventura que es la maternidad, con toda la energía que tanto la madre como el bebe se merecen.

Como verás la manera de vivir y acompañar el puerperio, en China, es muy diferente a lo que vivimos en occidente, en este lado del mundo se espera que la puerpera este feliz y contenta, dispuesta a recibir y atender a un montón de visitas que no suelen cooperar con las tareas cotidianas.  Pero si realmente tuviéramos la posibilidad de conectar con nuestra naturaleza mamífera observaríamos que lo que realmente necesitamos es un tiempo de reposo, de hacer nido y poner toda nuestra atención y corazón en nuestras crías.

Con amor y cariño

Naimá

Sacha Warmi – (cuerpo de mujer alma de bruja)

Fuente: Medicina tradicional china para la mujer, de Xiolan Zhao

Ph: Portada del libro Medicina China y maternidad, de Beatriz Lopez Garrido y Liu Zheng

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s