Lo que no se nombra no existe

Crecimos escuchando los más diversos sobrenombres, es como si una especie de pudor se apoderara de hombres y mujeres a la hora de nombrar la vulva o la vagina y por eso inventamos sinónimos que nombren lo que queremos nombrar pero sin nombrarlo, curioso no? . Y aquí me detengo, podríamos pensar que para re-dignificar nuestro cuerpo habría que llamar cada parte como corresponde, pero si viajamos al pasado, nos encontramos con el origen etimológico de la palabra vulva y vagina, y créanme, no les va a gustar.
La palabra vulva, volva, viene del latín y significa envoltura, sobre la palabra vagina hay referentes que se remontan a la época romana y significa vaina o cubierta donde se guarda el sable. Saquen sus conclusiones. Nombramos nuestro cuerpo en relación a los genitales masculinos. Chan!

En una encuesta realizada por internet, le pregunte a las mujeres como llamaban en sus países, o ellas mismas y sus parejas, a la vulva. Esto es lo que más de 80 mujeres de toda Latinoamérica y España contestaron. Preparense: Chocho, chocha, coño, zorra, sapito, chorito, empanada, empanada con flequillo, la coneja , panocha, chumino, alcancía, vayaina, pochola, cuca, coquita, florcita, cajeta , panocha, merluza, vulva, sexo, kayac, chori, choriflay, higo, argolla, chucha, cachu, cachi, cuchi, chichi chocho, choro, cholga, cachufla, cachufleta, tarta, cachirla, sopaipilla, sopaipa, chimba , galletita, papo, bife, catalina, frutita, pansito, tijera, tijereta, cotorra, buceta, perereca, perseguida, xoxota, xana, almeja, totona, cocoya, tuche, la Micaela, la chompiras, crica, toto, chanforneta, jaiba,el zapato, la nena,anchoíta, Clotilde, guarifaifa, bistec con pelo, chape, boca de mono, potito de adelante,raba con peluca,anillo de cuero, quesito, chochete, potorro,zapato, conejo, pepitilla, verijona, yoni, hamburguesa, quesadilla, gatita, patatona, toto, la zaripiurca, pocha, pochita, pochona.
Si bien hay mucho de despectivo, lo más probable es que hayas reído muchísimo con de estos seudónimos. Algo que sucedió, que me parece interesante destacar, fue la forma en que todas las mujeres compartieron, había un aire de risa, relajo y “camaradería virtual”, alrededor de este tema. Cada vez se sumaron más mujeres y casi podía escuchar las carcajadas de todas a través de la pantalla.
Esto me hizo recordar a uno de los cuentos de Clarisa Pinkola Estés, Baubo, La Diosa Obscena, de su libro Mujeres que corren con los lobos, en el que comenta como las mujeres a través de la risa y el compartir con otras mujeres, podemos liberar tensiones, tabúes, lagrimas, emociones etc.
En conclusión, nada está bien o mal, todo depende del contexto y la intención, pero lo importante es quitarnos la vergüenza y conectar con nuestro cuerpo de manera compasiva y amorosa.
Y tú tienes algún nombre para agregar?
Naimá – Cuerpo de mujer alma warmi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s