El mito del himen

34411276_122478365305053_3197640904634531840_n

 

El himen NO SE ROMPE, por lo tanto no siempre sangra. El himen es una membrana elástica, que se ESTIRA y se agranda. Esto puede suceder incluso con un movimiento brusco, con las actividades deportivas y  la masturbación, entre otras cosas. La cantidad de sangre (si es que hubiera) va a depender del grosor de esta membrana.  En la siguiente imagen podemos ver que el himen tiene pequeñas aberturas que son las que permiten el fluir del sangrado menstrual en el caso de las niñas que aún lo tienen intacto. Puede suceder que el himen este completamente cerrado, en estos casos se realiza una práctica quirúrgica  y se hacen los agujeros para que la sangre menstrual salga.

h

 

Debido a la ignorancia, muchas mujeres en diferentes culturas han sido sometidas a la humillación, la vergüenza e incluso la muerte. La importancia de la virginidad es una cuestión ideológica que no vamos a debatir en estas líneas, pero quiero resaltar esta información porque en nombre de una sangre “digna y virgen” han muerto miles de hermanas en diferentes partes del planeta. Nada más que por una ignorancia machista.

Ahora, desde un punto de vista visual, también es importante hablar de esta bendita membranita, ya que como dijimos anteriormente, NO se rompe, se estira, ¿y adonde va? Pues se queda en nuestra vagina. Cuando abrimos nuestros labios, podremos ver en la entrada de ella unas pequeñas protuberancias. No!! No son herpes ni verrugas!!!  Se llaman carúnculas vaginales, y son los resabios del himen.

La información es poder, habitarnos urgente!

Naimá – Cuerpo de mujer alma de bruja

Qué ves cuando te ves?

4d50ea2161c02e1f886e6cb264b40e66
Al sur de nuestra geografía habita dormida la fruta jugosa, rosada de deseo y humedad, espera paciente despertar a la vida.
Un muro de silencio nos rodea hace generaciones.
 
Hay cosas de las que no se habla, y hay cosas que no se tocan.
 
Como mujeres del ahora, debemos responsabilizarnos de lo que somos, no podemos esperar que venga algo externo y nos cuente, no podemos conformarnos con las clases teóricas de anatomía de la escuela, o con lo que nos contó la vecina.
 
Aún en estos tiempos hay mujeres que piensan que el mismo lugar por el que orinan, son penetradas y/o nacen los bebes, hay mujeres, muchísimas mujeres, que nunca han tenido un orgasmo, otras hace poco nos enteramos que tenemos próstata y que, al igual que los hombres, podemos eyacular, hay mujeres con vergüenza y con ignorancia de sus cuerpos. Hay niñas que se tocan “ahí abajo” con culpa, secreto y miedo.
Aprendimos a esconder fluidos, sensaciones y sabores.
Por eso estas lineas pretenden acercarnos a nuestros propios misterios. Abrirnos a esa puerta de jade y revolucionar nuestras vidas.
Solo pretendo compartir mi sentir y mi experiencia en este viaje de re-descubrimiento, en el cual entendí que la apropiación de mi cuerpo era urgente.
Si nos trasladamos a las antiguas civilizaciones, encontramos un sinnúmero de objetos de culto hacia la vulva, la adoraban como símbolo de abundancia, de nacimiento y de vida, todos los seres venimos de un vientre materno y la mayoría ha pasado por ese canal.
La vulva es un ojo telúrico, que cuando esta despierta TODO LO VE, tiene una fuerte conexión con la tierra, y por ella absorbemos sus energías. Conectar con esta zona nos abre canales ilimitados de poder y nos despierta a la sagrada energía sexual.
Actualmente son cada vez más las mujeres que presentan desequilibrios a nivel ginecológico, y creo que la primera herramienta para revertir esto es habitarnos y conocernos de manera consiente.
¿Cuánto tiempo pasas mirando tu rostro? ¿el contorno de tus ojos, la comisura de tus labios? ¿la panza? ¿Los glúteos? .Ya viene el verano.
Es probable que conozcas cada surco, cada nueva arruga, cada poso y cada línea de tu cuerpo. Tal vez tengas un arsenal de productos de cosmética antiage, suavizantes, desmaquillantes, anti estrías etc.
¿Y tu vulva? ¿La has mirado alguna vez? ¿Con cuanta frecuencia? ¿Cómo es la forma de tus labios? ¿Qué percepción tienes sobre ella? ¿te gusta, te da vergüenza, es fea?
De la misma manera que prestamos atención a nuestro cutis y al cuidado del cuerpo en general, debemos hacerlo con nuestro yoni. Ella está ahí, todo el tiempo, casi escondida e imperceptible. Es nuestra conexión con la tierra, la entrada a nuestros misterios más profundos, la “puerta de jade” para los taoístas, ahí se esconde y se abre gran fuente de placer, de amor y también de des-amor.
 
Lamentablemente la publicidad y los estereotipos sociales han influido en todos los aspectos de la vida de las mujeres, no solo nos dicen cómo debemos vernos, cual es nuestro peso ideal, sino que también se nos ha creado una imagen de cómo deben verse las vulvas. También en este sentido han influenciado bastante las ilustraciones supuestamente educativas, que con el fin de informar sobre la “geografía vulvar”, nos mostraron unos labios pequeños, y perfectamente posicionados. Ni hablar de la industria del porno, y no quiero decir que las vulvas que se ven en las películas sean falsas, aunque muchas sí se someten a la labioplastia, pero las vulvas “ordenadas” no son el común denominador de las mujeres. Entonces teniendo esta imagen, de como debieran ser, un día, con todo el valor del mundo agarramos el espejo, abrimos las piernas y cuando vemos lo que hay ahí abajo…shock total!! Labios desparramados para cualquier parte, los labios menores suelen ser más grande que los mayores, pero además de esto, puede haber incluso uno más grande que el otro, y no solo eso!… uno puede estar medio caído, o para un costado, o para arriba, puede parecer un caracol, un bulto, una pelota haaaaa!!!!!! sí, infinidad de posibilidades, y ninguna es para asustarse, todas están bien, son normales, son nuestras y son únicas.
Y tú? que ves?
Naimá – Cuerpo de mujer alma de bruja

Frío en útero y dolores menstruales

 

f4d761e2bd4ac6997480e7672385044b

Sabemos que las causas para los cólicos y dolores durante la menstruación pueden ser muchas. Pero hay una bastante frecuente y muchas veces desconocida; el frío.

De qué manera influye el frío en nuestra menstruación?

Recordemos que el útero está formado por tejidos vascularizados y capas musculares,  al penetrar el frio en el cuerpo hace que nuestro útero y los vasos sanguíneos de los cuales está formado el endometrio, se contraigan, y al momento de expulsar este tejido endometrial dicha contracción y dilatación sea más profunda y por ende dolorosa.

Por donde ingresa el frió y qué medidas debemos tomar?

El frio que afecta al útero puede ingresar por los pies, por lo tanto debes evitar andar descalza por pisos fríos, no solo los días del sangrado, presta atención a esto una semana antes.

Riñones, la zona lumbar es la que se ve más afectada por el frio, y es muy frecuente que este ingrese por aquí, influyendo en el funcionamiento de  nuestros riñones y útero. Mantén esta zona siempre cubierta, especialmente en invierno, unos días antes de tu sangrado puedes comenzar a usar una faja o pañuelo que rodee las lumbares y el bajo vientre. No te confíes del verano, una corriente de aire o cambio de temperatura puede colarse por tu espalda y producir el mismo efecto que en el invierno, si bien las puperas o remeras cortas son muy lindas, debes evitarlas unos días antes de la menstruación y durante la misma, especialmente si eres  propensa a sufrir molestias durante ese período.

Nunca te sientes en el piso frió! Puede ingresar directamente por la vagina hasta el útero, esto es algo que hacemos frecuentemente y no nos damos cuenta. Lo mismo en los veranos, jamás te quedes con el traje de baño mojado por mucho tiempo,  es una forma muy común de absorber el frió.

Que hacemos si nuestra menstruación es dolorosa y sospechamos que se debe al frio?

Calentar el útero lo más rápido posible!

Siempre ten en casa una bolsita térmica de semillas, puedes calentarla en el horno, microondas o incluso en la sartén (a fuego muy bajo). El calor debe ser seco, por eso la bolsa de semillas es mejor que la bolsa de agua, el calor húmedo no es bueno para estos casos.

También puedes realizar moxibustión con el cigarro de artemisa, es una forma muuuy placentera y eficiente de levantar la temperatura del útero. Puedes leer Moxibustión para mujeres

La ingesta de infusiones de plantas de naturaleza caliente, como la canela o el jengibre, son muy recomendadas, puedes tomas de 2 a 3 tazas por día. Si eres de sufrir dolores, prueba tomarlas unos 5 días antes de la menstruación, si el dolor mengua habrás encontrado la causa.

Atenta! La infertilidad y la ausencia de menstruación también pueden deberse al frió en útero. Ya sabes que hacer.

Una planta muy excelente para los dolores, sea cual sea la razón, es el orégano. Puedes utilizarla de comodín hasta que encuentres la causa.

Como vemos siempre en los talleres, para tener una fase menstrual armoniosa es necesario cuidar la fase pos menstrual, lútea y pre-menstrual, no podemos aislar ninguna de estas etapas, el correcto funcionamiento de una, depende de la anterior. Pero entender como nos afecta el frío, nos puede evitar pasar por malos momentos. No se trata de que te obsesiones, si no de prestar atención a nuestros hábitos y cuidarnos un poco más.

Mantén siempre esta zona caliente! tu cuerpito lo agradecerá.

Naimá – Cuerpo de mujer alma de bruja

Sangrado libre o Free bleeding

b232dcaffe478a1508bb62dfcfd63d1b.jpg

Vivimos en una época  en la que nos encanta ponerle nombre y definiciones a todo. Así que esta no será la excepción.

Sangrado libre, es eso! Sangrar sin compresas, toallitas ni tampones, sin bombachas, calzones ni prejuicios, sangre menstrual en libertad.

El proceso de reconciliación con mi ciclo fue largo. Pero valió la pena, hace años que no sufro de los terribles  dolores que me tiraban en la cama y más de una vez en el hospital para que me inyectaran calmantes.

Como muchas mi camino comenzó con las toallitas de tela, eso me permitió conectar con mi sangrado, naturalizarlo y entregarlo a la tierra. Con los años vino la copa menstrual, ideal para mis tiempos de viajera empedernida, aunque actualmente la uso solo en casos de emergencia. Pero lo mejor de todo empezó hace casi dos años;  mis polleras, mi sangre y yo.

Mi elección de vida no fue la ciudad, vivo en el medio del monte, esto me permite tomarme esos días con calma y las “manchas” no son un problema. Ya no tengo miedo a sentir la sangre correr entre mis piernas, al contrario,  me encanta, siento que me conecta con esa esencia mamífera, salvaje y libre. Es mi pequeño gran acto de insurrección al sistema que me quiso menstrualmente escondida y silenciada… ah! Y de pantalón blanco y ajustado. Mi sangre no es azul, es roja.

Con el tiempo aumenta la sensibilidad  y de la misma manera que contienes la orina, aprendes a sentir cuando viene la sangre, y  con una contracción profunda del cérvix,  puedes  llegar al baño o a la tierra, que es lo que yo prefiero. Si no tienes jardín puedes juntarla en un recipiente y luego regar tus plantas, y si te animas; pintar con ella.

Si no alcanzas a contenerla no pasa nada, si no sale la mancha de la bombacha no pasa nada, si las sábanas quedan rojas, no pasa nada!.  Destina ropa solo para esos días. Las polleras largas son ideales.

Si tienes horas que cumplir en el trabajo o mucha actividad, deja aunque sea un par  de minutos para sentir la sangre fluir. Al principio te puede parecer raro, es una sensación nueva, pero con el tiempo sentirás algo maravilloso, que va más allá de la experiencia física, conectar con el sangrado de esta manera, para mí ha sido una revolución interna,  liberarme de los pre-juicios, de los mandatos sociales y personales, me recuerda que mi  naturaleza es salvaje y que dentro de mí y de la tierra se encuentra toda la medicina que necesito.

Tómate el tiempo para sentir tu cuerpo, escucha tus ritmos y tus necesidades, nuestro ciclo nos marca el verdadero tiempo.

Naimá

Ginecologia amorosa!

taller on line-1

🌺 TALLER VIRTUAL 🌺

GINECOLOGIA AUTOGESTIVA Y NATURAL

Este taller está creado para todas aquellas mujeres buscadoras de sí mismas, entendiendo el camino de la auto-exploración y auto-conocimiento como la forma de habitarnos de manera amorosa y consiente.
En el taller veremos:

🌱Anatomía física y energética del aparato reproductor/sexual femenino: Además de conocer nuestro plano físico entenderemos la implicancia y el significado energético de nuestro sistema uterino y ovárico. Además profundizaremos la relación entre el resto de los órganos y el ciclo menstrual.
También veremos el uso del espéculo como herramienta básica de exploración.

🌱Fertilidad consciente: Métodos de auto-observación de nuestras fases fértiles e infértiles, para así buscar o evitar un embarazo, sin tener que recurrir a métodos anticonceptivos hormonales.

🌱Botiquín herbal: Plantas y aceites esenciales para desequilibrios frecuentes de la mujer, como dolores menstruales, hongos, bacterias, síndrome premenstrual etc.

🌱Limpiezas uterinas: Como limpiar nuestro útero tanto en el plano físico como en el plano energético, recordemos que este es un cuenco que recibe todas nuestras emociones y guarda memorias presentes y ancestrales.

🌱Equilibrio hormonal: Tips para el buen funcionamiento de nuestras hormonas, y así lograr un ciclo armonioso y placentero.

🌼Fecha: Sábado 22 de julio de 17:00 hs – 19:30 hs (el horario de termino es aproximado, pueden ser dos horas o 3 según el fluir del grupo)

🌼Valor: $300 pesos argentinos
$12.000 pesos chilenos
$18 Usd (para el resto de los países, busca en un conversor de divisas el cambio a tu moneda local)

🌼Formas de pago: Transferencia bancaria en Banco Nación de Argentina, Banco Estado en Chile, si estas en otro lado del mundo puedes realizar el pago vía paypal o western unión.
Al enviar el comprobante de pago recibirás el link de acceso de nuestra sala de conferencias virtual.

Tienes tiempo para inscribirte hasta el día viernes 21 de julio
Para ponerte en contacto puedes escribirme a cuerpodemujeralmadebruja@gmail.com o por wtp al : +54 9 3548 594443

Palacio Ovárico

71c9e2da8f70be45c79ef2cddfdaf6e4.jpg

Descúbrelo en tu interior

No suena hermoso?

Como mujeres, hijas de estos tiempos modernos, hemos crecido, desde hace ya varias generaciones, con una desconexión total de nuestros cuerpos, el sistema socio-cultural, nos enseñó a aborrecer nuestros ciclos, y a ocultarlos. Permanecer siempre productivas y lineales es el objetivo. Esta lejanía con nosotras mismas, ha producido un rechazo de lo femenino, siendo esta la raíz de la mayoría de las patologías a nivel ginecológico, llámese, quistes, miomas, amenorreas, infertilidad, dolores menstruales etc.

Hace rato vengo diciendo que es necesario crear nuevos vínculos con nuestro cuerpo, volver a amarnos, aceptarnos como somos, mimarnos y sobre todo aprender a conocernos, auto-explorarnos, descubrir nuestros ritmos y saber aprovecharlos. Aceptar lo natural y lo hermoso que es ser cíclica, de la misma manera que cambia la naturaleza, cambiamos nosotras mes a mes.

La primera vez que escuché esta palabra “Palacio ovárico” quedé maravillada, que distinto a todo lo aprendido!  Esta connotación tiene su origen en la antigua tradición del taoísmo.

Para ubicar el Palacio ovárico debes poner los dedos pulgares en el ombligo, y con los dedos índices formar un triángulo. Justo en la unión de estos se encuentra el palacio ovárico, el útero. Si abres levemente los meñiques encontraras los ovarios, son muy pequeños, tienen el tamaño de una almendra.

mk

Los masajes de ovarios forman parte de lo que se conoce como “respiración ovárica taoísta”, la respiración completa es muy extensa para explicar en un artículo, pero si vamos a ver como estimular la energía creativa de nuestros ovarios.

En realidad es muy sencillo, solo debes dar masajes circulares sobre ellos, primero hacia un lado y luego cambiar la dirección, mientras haces  esto respira pausadamente y contrae la zona del periné, como si estuvieras haciendo los ejercicios de kegel pero más suave. Puedes hacer esto 5, 10, 15, 20 minutos o lo que tengas ganas, lo importante es sentir calor en esta zona, y que la energía circula  desde ahí hasta el periné y vuelve a ascender.

Hay que tener en cuenta que lo ovarios producen todos lo meses un óvulo, lógicamente con un enorme caudal de energía, al no producirse la fecundación este  se pierde y con él también perdemos dicha  energía. Sostener esta práctica nos traerá beneficios no solo a nivel energético/creativo, si no también,  a nivel hormonal, la menstruación tiende a regularse y los dolores suelen menguar. También el contacto con nosotras mismas a través de estos auto-masajes cambiará la percepción de nuestros cuerpos y el amor hacia ellos surgirá inevitablemente.

El momento idóneo para realizar esta práctica es unos días después de las menstruación, hasta el día 17 aproximadamente. Pero este tiempo queda totalmente sujeto a tu sentir y a tu intuición.

De mi cosecha puedo agregar el uso de aceite esenciales durante los masajes, para diferentes casos, por ejemplo; dolores menstruales, muchas veces estos se producen porque nuestro útero está frió, para levantar la temperatura podemos usar unas gotas de aceite de canela, mejor si lo disolvemos  en una algún  aceite portador, puede ser de coco o de oliva. En caso de menstruaciones abundantes usamos de la misma manera, el aceite de ciprés y para el síndrome pre-menstrual  aceite de lavanda.

Espero que te sirva toda esta información, y recuerda que  la responsabilidad de la salud de nuestros cuerpos es siempre nuestra.

Habitarnos de manera consciente y amorosa y esa la única vía.

Hasta el próximo artículo!

Naimá

Si quieres recibir más información o acceder a una consulta online puedes comunicarte a cuerpodemujeralmadebruja@gmail.com o al +54 9 3548 594443